‘Cartas a Vincenzo’. Primera Carta

'Cartas a Vincenzo', Relatos cortos

Cartas a Vincenzo 3

Primera Carta

El pueblo, 2 de diciembre de 2012.

Amor,

Quizás este sea un buen momento para retomar costumbres que nunca debieron perderse. Es curioso que ahora que el mundo de las nuevas tecnologías secuestra todas nuestras comunicaciones, el único modo que me queda para poder ponerme en contacto contigo sea la carta de toda la vida.

¿Qué tal estás? ¿Cómo te va? Te escribo desde el porche de nuestra casita del pueblo. Hace un día precioso, de esos que te a ti tanto te gustan, de frío y cielo azul. Aquí me tienes, sentada en la mecedora de tu bisabuela, la que restauramos el verano pasado ¿recuerdas? Como tú siempre dices… “la edad no perdona”, y a mis cuarenta y muchos años y después del accidente de coche, mi cuerpo ya no responde de igual forma. Así que, muy a menudo, siento la necesidad de sentarme un ratito a descansar.

Aún recuerdo con nostalgia nuestros viajes en coche por Alemania, donde te conocí hace veintisiete años. Tardaste tan sólo año y medio en pedirme que me casara contigo y yo apenas un minuto en aceptar tu proposición. Como buen italiano, pronto supiste cómo camelarme con esa labia que te caracteriza. ¡Lo nuestro fue un flechazo a primera vista! Precisamente hoy, cumplimos veinticinco años de casados. Pero te has marchado tan rápido que ni tiempo nos ha dado a celebrarlo.  ¡Me debes una cena! Felicidades mi cielo y gracias por haberme regalado los momentos más maravillosos de toda mi vida.

Siento romper tan bruscamente este instante de romanticismo, pero tengo que dejarte. Acaban de llegar tus hijos a comer y vienen con hambre…

Recuerda y ten siempre presente que ya falta un día menos para volver a vernos.

Te quiero.

Clara

– El Arca de Pin –

El Arca de Pin (2015). Todos los derechos reservados.

0 comments

Deja un comentario