‘La luz que no puedes ver’, Premio Pulitzer 2015

Lecturas, Prosa

 

Reseña bibliográfica:

Caen del cielo como lluvia al anochecer, sobrevuelan la muralla, hacen piruetas sobre los tejados, revolotean sobre los barrancos y entre las casas. Calles enteras se mecen al ritmo de los destellos blancos sobre los adoquines. «Mensaje urgente para los habitantes de la ciudad –dicen las octavillas-. Salgan de inmediato a campo abierto».

Sube la marea. En lo alto cuelga una luna pequeña, amarilla, creciente. Hacia el este, sobre los tejados de los hoteles que hay frente al mar y en sus jardines traseros, seis unidades de la artillería pesada norteamericana cargan proyectiles incendiarios en la boca de los morteros”.

Así comienza la novela ‘La luz que no puedes ver‘, ganadora del prestigioso premio Pulitzer de ficción 2015 y seleccionada por The New York Times como una de las diez mejores de 2014. Doerr narra en ella la conmovedora historia de dos jóvenes, Marie-Laure y Werner, cuyos caminos están destinados a cruzarse en las últimas horas de ocupación de la Bretaña francesa.

Marie-Laure es una joven ciega, hija del cerrajero del Museo de Ciencias Naturales de París. Ante la ocupación de la ciudad por las tropas nazis, huyen a Saint Malo, donde vive su tío abuelo Etienne, un hombre aún traumatizado por las secuelas de la I Guerra Mundial.

Werner es un muchacho huérfano, criado junto a su hermana Jutta en un orfanato de una ciudad minera alemana. Posee un talento innato para la fabricación y reparación de aparatos de radio,  hecho que no pasará desapercibido para las Juventudes Hitlerianas, que pronto lo reclutarán.

A lo largo de la novela se relatan las vidas nuestros protagonistas, intercalándolas magistralmente, hasta que éstas se cruzan en Saint Malo, la noche previa a la liberación de la ciudad, cambiando de esta forma y para siempre el rumbo de sus destinos.

La luz que no puedes ver’ no es un libro histórico sobre la II Guerra Mundial o el holocausto. Es un libro sobre las personas. Sobre una joven que huye del París ocupado y sobre el día a día de un muchacho alemán que termina en el frente.  Ambos jóvenes, con sus  dilemas morales, sus miedos y sus bajezas hacen partícipes a los lectores de sus contradicciones. Como hilo conductor de ambas historias aparece un tercer protagonista: la radio, la cual da significado a sus vidas, terminando por entrelazarlas.

En definitiva, una novela cautivadora presidida por la inocencia, el amor, la bondad y la esperanza. Por la idea de que un corazón puro puede brillar aun en la noche más oscura y en el más terrible de los tiempos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

– C. Garza –

El Arca de Pin (2016).

Deja un comentario